domingo, enero 07, 2007

Transformers: Comparación de personajes (animación -comic)

Los Dinobots: Parte 2


Ahora es el turno del análisis de los Dinobots en su versión del comic de Marvel G1 (G2 lo dejaré para después que de lo contrario este post sería mucho más grande de lo que ya es).

El Comic de Marvel US G1

La primera referencia de los Dinobots en el comic es en el número 4 (“The Last Stand”). Antes tenemos que tener algo en consideración y es que al inicio Transformers sólo estaba pautada como una serie limitada de 4 números pero que debido a su éxito se extendió hasta 80 (en Estados Unidos) por lo que la inclusión de los Dinobots y la aparición de Shockwave no estaba considerada en un inicio (lo que se puede observar claramente al ver la página final que nunca se llegó a imprimir –la que pondré en el siguiente post).

Pero bueno, retomando el tema. En el número 4 del comic Huffer le informa a Prime que al poco tiempo que Autobots y Decepticon cayeran a la Tierra. El Arca (aún funcional) detectó la presencia de un Decepticon (en la Antarctica en la Tierra Salvaje –cuando Transformers aún era parte de la realidad de Marvel *otro punto para un futuro post J ). Este Decepticon era Shockwave.

Viendo la peligrosidad de Shockwave el Arca reacondicionó a 5 Autobots con las formas que creyó eran la vida local dominante (dinosaurios) y así nacieron los Dinobots (ya la razón por la que el Arca cuando revivió a los demás no detectó vida orgánica es otro asunto).


Los Dinobots fueron a emboscar a Shockwave quien en este preciso momento se percató de la sonda que lo había estado observando todo el tiempo y la destruyó.

En el presente, Ratchet manda una nueva sonda a investigar que es lo que ocurrió. La sonda inadvertidamente revive a Shockwave quien la destruye y se dirige hacia el Arca. Ya en el Arca ataca sorpresivamente venciendo a los Autobots.

En los siguientes números vemos como Shockwave se vuelve el líder de los Decepticons y el único Autobot que permanece operativo completamente (Prime está operativo pero sólo como una cabeza cautiva) es Ratchet (que no estaba en el Arca cuando se dio el ataque) quien hace un acuerdo con Megatron por su vida a condición de vencer a Shockwave.

Ratchet se dirige a la Tierra Salvaje en el número 8 (“Warrior School”) y comienza a buscar a los Dinobots. Al primero que encuentra es a Slag a quien repara, mientras a la vez sondea sus recuerdos y así aprende que ocurrió en la batalla entre los Dinobots y Shockwave y cómo todos terminaron desactivados (los Dinobots en un charco de brea y Shockwave debajo de una montaña).Acá podemos apreciar por primera vez que además que los Dinobots eran Autobots que formaban parte de la tripulación original del Arca (en esta realidad no fueron creados en la Tierra) no eran para nada brutos (bueno quizás con la excepción de Snarl que era medio taba), sino que más bien eran unos salvajes y combativos.



Ratchet reactiva a todos los Dinobots y los lleva a emboscar a Megatron. La batalla no dura mucho y los Dinobots son temporalmente derrotados, pero en un acto de heroísmo Ratchet vence a Megatron (el primero de varios).



Ratchet se marcha con los Dinobots a reactivar a los Autobots del Arca...

No sabríamos nada de los Dinobots hasta una breve aparición en el número 19 (“Command Performances!”). Optimus planea robar la información necesaria para duplicar la tecnología Gestalt (con la que fue construido Devastator) por lo que piensa realizar un ataque a gran escala, descubrir el secreto y escapar. Como la batalla sólo sería una cubierta, sería un ataque y retirada rápido por lo que Grimlock no aceptó el plan y se retiró con sus Dinobots antes que el plan se ejecutara (sería la primera de muchas oportunidades en que Grimlock estaría en desacuerdo con Prime y que se mostraría el deseo de los Dinobots de querer luchar hasta las últimas consecuencias).


La siguiente –y esta vez importante- aparición de los Dinobots fue en el número 27 (“King of the Hill”). Optimus Prime está aparentemente muerto (desde el número 24, de todas sus muertes, de lejos la peor) por lo que los Autobots están a punto de elegir un nuevo líder, así que Grimlock regresa. Grimlock tiene una pequeña discusión con Perceptor (acerca de su forma de ver la fuerza –casi extraido literalmente de su tech spec) y se marcha nuevamente con la idea de regresar y tomar el mando de todos los Autobots por la fuerza (con sus Dinobots). Pero no tiene que hacer nada ya que aparece Trypticon quien ataca al Arca. Grimlock aunque quería tomar el mando, no tenia pensado destruir a los demás Autobots por lo que se aleja un poco de la escena mientras duda un momento, hasta que se topa con una humana (que estaba en los alrededores buscando Dinosaurios –por huellas que los Dinobots habían dejado cerca) quien no muestra miedo alguno hacia él (lo que sorprende gratamente a Grimlock). Grimlock pensando en esto, se retira.


Poco después la humana es capturada por Wipe Out (un decepticon lacayo de Trypticon) quien la lleva a Trypticon. Cuando está a punto de ser asesinada, Grimlock ataca, seguido rápidamente por sus Dinobots. Snarl destruye a Wipe Out. Y todos los Dinobots arremeten contra Trypticon infringiéndole serios daños, por lo que bajo órdenes de Ratbat se repliega y regresa a Cybertron. Este incidente muestra nuevamente la gran lealtad que los Dinobots tienen entre sí y que pueden ser muy violentos, pero en su interior mantienen los mismos valores de los demás Autobots.



Ya en el Arca, los Autobots están agradecidos por la ayuda de los Dinobots y nombran Líder a Grimlock. Pero Grimlock no acepta, ya que considera que sus motivos fueron egoístas, pero después de un corto intercambio de palabras con Ratchet, Perceptor y Blaster, éstos lo convencen.



En el siguiente número (28: “Mechanical Difficulties”) podemos apreciar algo que sería característico de todo el –primer- “reinado” de Grimlock como Líder Autobot: Muy poca paciencia, muy mal humor y muy poca tolerancia a las fallas y condescendencia hacia los humanos. Blaster y Goldbug son los primeros que sufren esto y al no cumplir con una misión (recuperar unas herramientas que robó el “Mechanic”) se auto exilian. Por algunos números más vemos como debido a las decisiones de Grimlock los Autobots comienzan a rebelarse contra él (aunque sus Dinobots siempre permanecen leales a él, como siempre lo harían). Pese a sus estúpidas decisiones y a su deseo de venganza (Budiansky se tomó demasiado en serio lo de “King Grimlock”) el Arca llega a ser reconstruida. Debido a los continuos escapes de Blaster. Grimlock ordena que el Arca misma lo persiga. Wheeljack mostrando admiración por Blaster convoca la ayuda de su viejo amigo Sky Linx quien termina en una pelea en el espacio con los Dinobots. Viendo el peligro en el que está Sky Linx (y principalmente unos niños humanos que conoció varios números atrás) Blaster se entrega (número 36 “Spacehikers”).




El enfrentamiento final entre Grimlock y Blaster se da en el número 41 (“Totaled”). El Arca se encuentra en el espacio cerca de la Tierra y la Steelhaven (la nave de Fortress Maximus) les da el alcance con la esperanza de que uniendo sus fuerzas se pueda revivir a Optimus Prime. Pero Grimlock al darse cuenta de la presencia de Goldbug y ver su liderazgo comprometido reta a Fort Max por el liderazgo.



Goldbug encuentra a Blaster cautivo en el Arca y lo convence de tomar el lugar de Fort Max en el duelo. Grimlock acepta y lucha contra Blaster. La batalla se desarrolla en la luna y la pelea es muy pareja. Este incidente es aprovechado por los Decepticons para atacar. Es así que los dos guerreros cesan sus hostilidades y regresan para apoyar a la armada Autobot, lo que hace que puedan repeler el ataque Decepticon. Por este acontecimiento Grimlock se da cuenta de todos sus errores como líder.



En el número 50 (“Underbase Saga. Part 4”) vemos la última aparición de los Dinobots de la época Budiansky. Optimus está nuevamente al mando de los Autobots (fue reconstruido en Nebulos como un Power Master) y tanto Autobots como Decepticon se unen para enfrentar a Starscream que se posesionó del poder de la Underbase. Se organizan tres equipos. Y a Grimlock (junto con Scorponok) se le encarga dirigir el equipo que es designado para proteger Tokio. Starscream con el poder de la Underbase fácilmente destruye a los Dinobots. Grimlock consigue dispararle y cogerlo de un pie para que los pretenders lo ataquen. Pero Starscream lo eleva y hace que todo el fuego de los pretenders impacte en Grimlock poniéndolo fuera de línea inmediatamente (Starscream en esta saga se baja a más de la mitad de los ejércitos Autobot y Decepticon, algunos nunca más son reactivados).





En el número 58 (“All the Familiar Faces!”) Grimlock regresa como –Classic- Pretender (junto con Jazz y Bumblebee) y se enfrentan a Megatron, Dreadwind, Darkwing y el Sports Car Patrol.


En los números 60 y 61 (“Yesterday Heroes!” y “Primal Scream”) vemos como Grimlock en su forma de pretender sigue siendo un guerrero formidable pero un poco más maduro y consciente de sus acciones y ya no actúa tan impulsivamente (al menos ya no tanto como antes). En estos números además observamos como comienza la saga de Primus y como es que Unicron se da cuenta de la existencia de su enemigo eterno y se dirige hacia Cybertron.


Debido a la amenaza de Unicron y que la única forma de detenerlo sería con la Matriz (al sr la esencia de Primus), se organizan equipos Autobot para buscarla (La matriz se encontraba en el antiguo cuerpo de Prime que fue enviado en un ataúd al espacio –en su primera muerte. Ahora Prime estaba en su cuerpo de Power Master). Y es el equipo de los Classic Pretenders (Grimlock con Jazz y Bumblebee) quien la encuentra (en el número 65 “Dark Creation”) pero la Matriz ha probado sentimientos negativos (dolor, ira, tristeza, odio) y ha alterado varios seres a los que ha vuelto violentos por lo que no es tan fácil recuperarla, lo que al final hace el Decepticon Thunderwing quien vence a los Classics Pretenders. En todo el proceso de la búsqueda vemos como Grimlock comienza a mostrar sentimientos de vacío y soledad (y por momentos culpa) por la falta de sus Dinobots, a lo que Jazz le responde que sólo con la Matriz podrían revivirlos (a lo que el piensa que aunque no la encuentren, él verá como hacerlo –lo que logra, como veremos después ).


Es en el número 69 (“Eye of the Storm”) en que Grimlock importándole todo un pepino saca a sus Dinobots de las capsulas estasis del Arca y se las lleva a Hydrus Four donde según los rumores habría una cura. Durante esto rompe varias reglas, pero observamos principalmente que para él, lo más importante no son las reglas sino sus soldados (y esta lealtad como ya lo hemos dicho la veremos siempre, de ellos hacia él y de él hacia ellos).


En el número 70 (“Price of Life!”) Grimlock llega a Hydrus Four y pasa por muchas peripecias hasta alcanzar el Nucleon. Se le advierte que sus efectos pueden (y hasta ahora lo han sido en todos los casos) dañinos. Por lo que se somete personalmente a la “cura” antes de dársela a sus Dinobots; y así al sentirse más poderoso que antes la usa en ellos. Como le dice uno de los guardianes del nucleon, sólo el tiempo dirá que pasa…Grimlock revive a los Dinobots y se lleva una buena parte del Nucleon para revivir a todos los Autobots desactivados en el Arca (muchos asesinados por Starscream en la saga de la Underbase. ¿Recuerdan?) pero comienza a sentir los primeros estragos de los efectos del Nucleon (no puede mover una pierna por un momento). Y se dirigen hacia el Arca (número 74: “The Void”), cuando llegan no encuentran a nadie a bordo (todos descendieron a la Tierra a hacer una alianza con Scorponok para unir fuerzas contra Unicron y de ahí fueron teletransportados por Primus –posesionado del cuerpo de Xaaron- a Cybertron) y Grimlock sigue sintiendo su cuerpo extraño (su mano se congela). Mientras eso, Sludge y Snarl comienzan a suministrar Nucleon a los Autobots que se encuentran en cápsulas estasis en el Arca. Swoop programa el Arca para poder pilotearla él solo y se dirigen a Cybertron.


En Cybertron la gran batalla contra Unicron ha comenzado y las bajas son grandes en la alianza Autobot-Decepticon, en la batalla Primus es destruido y Scorponok muere heroicamente. En plena batalla llega el Arca que se estrella dándole un golpe a Unicron en la cara.



Y de su interior salen los Dinobots y todos los Autobots resucitados por el Nucleon, que junto al ataque de la Matriz (que viene con el cuerpo de Thunderwing) y al ataque de Circuit Breaker le da un poco de tiempo a Prime para liberar el bien de la Matriz y destruir a Unicron en un ataque suicida.


A partir del número 76 (“Still Life”) Grimlock es nombrado nuevamente Líder de los Autobots (por un Prime moribundo) y comienza su mandato con altos y bajos. Prowl estaría al lado de Grimlock recordándole sus deberes y llamándole la atención. En una de sus primeras acciones, decide ir con sus Dinobots a buscar a los Autobots que no han sido reactivados aún (que están en el Arca que ha sido robada por Starscream y Shockwave). En el proceso de la búsqueda se da una de las conversaciones más interesantes entre Swoop y Grimlock. Swoop le recrimina su conducta (él ahora es el Líder de los Autobots y su actuar puede hacer peligrar la alianza que se formó para enfrentarse a Unicron), Grimlock le responde que la guerra nunca fue por Cybertron o para detener a los Decepticons, sino que todo es cuestión de genética. Primus sin saberlo creó lo que a la larga serían dos razas de Transformers: Autobot y Decepticon, por lo que la guerra irremediablemente se reiniciaría, ya que tanto odio y dolor acumulado por millones de años no se acabaría tan fácilmente.



Terminando de decir esto, Grimlock se queda inmovilizado, el nucleon lo ha paralizado. En este momento aparece el Power Master de Optimus (HiQ) quien es perseguido por unos monstruos que comen Transformers (creados por Primus y encerrados en las profundidades de Cybertron que al haber muerto él, se liberan). Una batalla comienza ya que los Dinobots no dejarían abandonado a su líder. Lo que es mejor descrito por Swoop: “¡Somos Dinobots, permanecemos juntos, peleamos juntos y morimos juntos si es necesario! Eso es mejor que vivir sabiendo que abandonamos a un camarada…”


Grimlock se siente orgulloso de ellos pero piensa que un destino peor les puede ocurrir por el Nucleon. En ese momento HiQ ve a Grimlock y se da cuenta que en realidad no está paralizado, sino que está en un proceso de cambio y él -como Power Master- lo acelera (aunque también lo afecta a él). Grimlock renace como Action Master y con un poder increíble comienza a repeler el ataque de los monstruos (justo como para salvar a Swoop) y cuando está a punto de matar a uno de los monstruos a sangre fría HiQ lo convence de no hacerlo y Grimlock responde con una frase que resonaría en lo que resta del comic de G1 y hasta G2: “Yo ser Autobot, no Decepticon. Pero más importante que nada, yo ser líder –¡ejemplo para otros! Yo prometer cuidar de la vida -¡Siempre!”.


Pero convertirse en Action Master tiene un precio y Grimlock ya no se puede transformar. Como los Dinobots no encuentran el Arca entonces regresan a la base de operaciones junto con HIQ que guarda un importante secreto..

En el número 77 (“Exodus”) los análisis de Blaster indican que Cybertron sin Primus se está desintegrando por lo que la alianza se organiza para abandonar al planeta, pero Grimlock tiene previamente un encontrón con Prowl (a quien pone en su lugar…) y posteriormente con Fangry (que no es muy obediente que digamos) a quien pone en su lugar (a éste, a diferencia de Prowl, de manera violenta) por lo que Prowl para evitar problemas con Bludgeon (quien al morir Scorponok asumió el mando)y los Decepticons les cuenta todo el plan de escape y el plan a largo plazo (de colonizar un mundo deshabitado) y se les permite abandonar el planeta primero. Bludgeon ya en el espacio rompe el pacto y organiza a sus Decepticons para atacar algún planeta cercano y tomar lo que necesiten a la manera Decepticon y recomenzar su imperio. En Cybertron los Autobots se dan cuenta que sus naves han sido saboteadas de manera irreparable…Pero Grimlock tenía otros planes (en el número 78: “A Savage Circle” )y estaba preparado y llega con tres naves Decepticon robadas y escondidas hace millones de años (antes que el Arca se estrellara contra la Tierra, lo que además muestra que los 5 Dinobots siempre trabajaron juntos y por algo fueron reactivados para enfrentar a Shockwave y que sus planes nunca eran necesariamente a corto plazo) por si eran necesitadas en una emergencia y además que había puesto rastreadores en las naves de Bludgeon para perseguirlos, ya que nunca confío en ellos. Los Autobots abordan las naves y persiguen a los Decepticon que se dirigen al planeta de Klo.


De ahí pasamos al último número de G1 de Marvel USA (en el 79 “The Last Autobot!” se ve principalmente la pelea entre Fort Max y Galvatron), el número 80 (“End of the Road!”) los Autobots llegan a Klo. Grimlock ve que Stranglehold está atacando a unos locales y se lanza en su defensa (seguido del resto de los Dinobots) y así es como son emboscados por los Decepticons (ya que encontraron los rastreadores), al igual que destruyen las naves Autobot. De toda la conflagración sólo sobreviven Grimlock, Slag, Prowl, Blaster y Kup por lo que su destino está casi marcado y es en ese instante que son encontrados por un comando Decepticon. Grimlock puede desquitarse de Fangry a quien atraviesa de un golpe y los 5 Autobots se defienden como pueden…


En otro lugar Bludgeon se queda estupefacto al ver que Prime llega a Klo (no estaba muerto, andaba de parranda) con “The Last Autobot” (o sea conmigo su servidor) que es el último Transformer que Primus creó personalmente y que tiene una parte importante de su poder, por lo que comienza a revivir a los Autobots muertos en batalla y a explicar que la guerra debe de terminar. Cuando Prime iba ser atacado por la espalda, llega Grimlock quien lo salva y con las fuerzas combinadas de los Autobots revividos y el equipo de Grimlock, los Decepticons huyen. Cybertron con la ayuda de The Last Autobot ha sido restaurado y los Autobots pueden regresar a su hogar…



FIN

Como hemos visto en el comic quien tiene mayor participación y desarrollo como personaje es Grimlock, aunque se maneja bastante el concepto de los Dinobots como un grupo cohesionado (con facilidad el más integrado de todos los comandos, sean Autobot o Decepticon). Los Dinobots nunca fueron idiotas en el comic, sino extremadamente rebeldes y subversivos. Comenzaron como poco amantes de la paz y progresivamente se convirtieron en mayores defensores de la vida y del bien. El que cambió más fue Grimlock. En un inicio era un salvaje malhumorado e impulsivo y terminó siendo un líder competente (con errores pero con mucha idea táctica) y preocupado de sus soldados y del bienestar de todos, lo que se vería con mucho más énfasis en G2. Pero como G2 tiene un lugar muy especial para mí, en futuros posts hablaré acerca de toda esta saga desde los ojos de todos los participantes.

4 comentarios:

Sciax dijo...

Este articulo podra ya estar viejo, pero me encanto poder saber mas de esos personajes (los dinobots son de mis favoritos), gracias TLA!

Kalasasayatron dijo...

A pesar que en el comic a los Dinobots no se les presenta como torpes o idiotas, pero si se les presenta algo lerdos, y con limitaciones (pequeñas, epro notorias) para hablar, en especial a Grimlock...

Lo que me gusto bastante fue el capitulo WHAT`S IN A NAME, en el cual SWOOP pierde su nombre x el de DIVEBOMB....

No estuve de aciuerdo, pienso que SWOOP debio siempre optar por llamarse DIVEBOMB... pero es un gran capitulo.....

Eldarion dijo...

Aplausos, es un resumen muy bueno y muy bien ilustrado de el que es uno de mis grupos favoritos. Poderosos y brutales los dinobots son la caña.

Me gustaria ver algun día un resumen de otro de mis grupos favoritos los terrorcons de Hun-Grr.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Muy bueno, no sabía todo lo que había hecho Grimlock ni de la historia de los dinobots mas allá de la serie .... realmente me conmovió, especialmente cuando Swoop defiende a Grimlock de los come transformers .... adoro a los Dinobots ...